Christopher Young

Compositor Invitado

Christopher  Young

Considerado como uno de los más importante talentos de la música para el cine en la actualidad, el compositor ganador del Globo de Oro Christopher Young ha trabajado para una cantidad impresionante de largometrajes tocando prácticamente todos los géneros, y todos con asombrosa música. La estremecedora “Hellraiser” muestra la fundamental aportación del compositor en el terror; el novedoso sonido techno de “Operación Swordfish” evidencia su versatilidad; la genuina sonoridad celta de “Atando Cabos” manifiesta su gusto por el detalle; los palpitantes ritmos de “”Spiderman 3” demuestra su gusto por la experimentación.  Estas partituras forman parte de los cerca de 100 largometrajes que forman parte de la filmografía de este prolífico compositor.

Nacido en Red Bank, New Jersey (lugar de nacimiento de Count Basie), se licenció en música en la Universidad de Hampshire en Massachusetts, y posteriormente hizo un postgrado en la Universidad de North Texas, antes de mudarse en 1980 a Los Ángeles. Por aquella época, Young era batería de jazz, un precedente de todas esas vanguardistas partituras que compondría posteriormente. Al descubrir por primera vez los trabajos de Bernard Herrmann (“Vértigo”, “Ciudadano Kane”) todo un nuevo mundo se abrió ante él, hasta ese momento poco familiarizado con la composición para cine. “Allí había alguien haciendo todo aquello que yo quería hacer. Me enamoré con la música antes de darme cuenta de que era para películas”, dijo Young.

Se matriculó en la escuela de cine de UCLA, donde estudió con el afamado compositor David Raksin (“Laura”). Su primera composición para clase recibió una mala evaluación por parte de Raksin. El joven estudiante quedó devastado y casi abandonó. Raksin se convertiría en su mayor mentor. Young entró en contacto con un grupo de jóvenes cineastas con los que trabajaría más tarde. Uno de estos cineastas escribió y dirigió la película de estudiantes “The Dorm that Dripped Blood”, con partitura de Young. Se convirtió en un título del estudio New Image, ofreciendo a Young una rápida incursión en Hollywood. En pocos años sus habilidades hicieron que llamara la atención de los principales estudios y de directores como Clive Barker. Su talento fue recompensado con un premio Saturn (entregado por la Academia del cine de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror) por su inquietante y demoníaca partitura para coro y orquesta para la película “Hellraiser 2”.

Aunque Young ha construido una sólida reputación componiendo para películas de terror y ciencia ficción, el director Jon Amiel supo ver que el talento del compositor trascendía las barreras de género. Amiel confió en Young para componer la partitura del thriller dramático de Warner Bros “Copycat”. Tanto la película como la partitura tuvieron una buena acogida crítica y Amiel solicitó al compositor para su siguiente trabajo, l comedia con Bill Murray “El Hombre que no Sabía Nada”. Young demostró que él no debía estar encasillado en un género. La alianza profesional se fraguó y posteriormente volverían a trabajar juntos en la cinta de Fox, “La Trampa” y, más tarde, en “El Núcleo”.  

Durante este tiempo, Young compuso “Species” para MGM, que se convirtió en un sensacional éxito de taquilla. Por este trabajo recibió una candidatura a los Golden Reel de la sociedad Motion Picture Sound Editors. Ya estaba fuertemente establecido en Hollywood, y su reputación como músico polifacético estaba ya asentada. Su siguiente partitura fue la destacada “Asesinato en Primer Grado”, culminando una era marcada por importantes cambios en la carrera de Young.

Intentando no limitarse únicamente al cine, Young recibió la primera de sus dos candidaturas a los EMMY, a pesar de haber trabajado únicamente cuatro telefilms. Las candidaturas fueron por el apremio dramático de su música para la cinta sobre la caída de Saigon, “Saigón: último vuelo de salida” y por la jazzística música de “Norma Jean & Marilyn”, cinta de HBO aclamada por la crítica.

Cuando el director ganador de un Oscar Norman Jewison contrató a Young para componer la cinta de Universal Pictures “Huracán Carter”, Young entró oficialmente en el panteón de los compositores de clase A. Su música fue ampliamente alabada, impresionando al legendario director, quien declaró “Me encanta… Capturó el poder y la fuerza de los que estaba sucediendo en pantalla”. Más tarde, Jewison recomendó personalmente a Young al director ganador del Oscar Barry Levison para la cinta de MGM “Bandits”.

Justo después de “Bandits”, Young compuso para Miramax el drama romántico “Atando Cabos”, dirigida por el cineasta candidato al Oscar Lasse Halstrom. Young recibió sendas candidaturas a los Critic’s Choice y a los Globos de Oro por un trabajo tan sorprendentemente original. Previamente, en 2001, Young demostró aún más su versatilidad con la música para “Operación Swordfish” de Warner Bros, incorporando elementos hipnóticos del DJ Paul Oakenfold a su partitura orquestal.

Young ya se había establecido a las órdenes de los más brillantes y reconocidos directores. Sam Raimi le contrató para componer la partitura de su película “Premonición”. Raimi siempre había contado con Danny Elfman, pero por un problema de agenda, Elfman no estaba disponible. Esta relación continuaría con música adicional en “Spiderman 2”, “La Maldición”, “La Maldición 2” y “Spiderman 3”. Su trabajo más reciente con Sam Raimi ha sido “Arrástrame al Infierno”.

Young también ha colaborado con el ganador del Oscar Curtis Hanson en “Jóvenes Prodigiosos”, protagonizada por Michael Douglas, y “Lucky You”, con Drew Barrymore. Otros trabajos incluyen “Solamente se vive una vez”, “Salón de belleza” con Queen Latifah, “Ghost Rider: El motorista fantasma” y “El Exorcismo de Emily Rose”.

Chris mantuvo su status componiendo “Sin Rastro”, protagonizada por Diane Lane. Es más, Young se sumergió en lo dramático con “Sonámbulo”, protagonizada por Charlize Theron. Young trabajó estrechamente con Theron, quien además fue la co-productora de la película. Entonces él regresó a sus orígenes con la cinta de vampiros repleta de acción “El sicario de Dios”. Posteriormente, Chris trabajaría en “Black Tulip” y “Los Diarios del Ron”, la cinta protagonizada por Johnnie Depp acerca del periodista Hunter S. Thompson.

A Young le gusta decir que tiene dos facetas diferentes. La primera se siente atraída por las ideas abstractas y la música del siglo XX, y la otra disfruta componiendo “grandes melodías americanas”. Esta dicotomía le permite como compositor de cine escribir tanto partituras tremendamente disonantes para el suspense y colaborar con un letrista para un tema de R&B (“Give me a Reason” junto a Dave Hollister para “Juego de Confidencias”) y a continuación una balada (“Against the Wind” con la vocalista Lori Perri para “Hasta el Final”).

Cuando no está trabajando, Young dedica su tiempo a profundizar en sus eclécticos hobbies. Aunque él ha evolucionado desde el rango de compositor exclusivo para películas de terror y ciencia ficción, su fascinación por lo macabro es evidente en su amplia colección de lámparas de Halloween, máscaras y autógrafos de muchas estrellas del cine de terror clásico.

Christopher Young dice que su Carrera ha sido una bendición, así que quiere devolver eso a la comunidad de la música para el cine. Él ha impartido clases de composición para cine en USC desde hace 10 años, fue presidente de la Film Music Society durante dos legislaturas y fue el presidente del Festival de Música de Cine de Madrid en España.